Turismo gastronómico por Italia: Festín de sabores.

Italia es un país inspirador, en sus calles se puede sentir el arte, la música, el misticismo, la belleza y por supuesto su exquisita gastronomía.

La cocina italiana ha recorrido el planeta agregando a las distintas culturas del mundo la pizza, la pasta y el helado. Sin embargo, ofrece en sus diferentes regiones platos exquisitos por descubrir, que hacen de las ciudades de Italia una senda ideal para hacer turismo gastronómico.

Gastronomía Italiana:

Algunos de los platos típicos de la gastronomía italiana son el risotto, la pasta y la pizza, pero también encontramos el carpaccio, el zampone y el calzone. Entre las bebidas tradicionales encontramos el limoncello, que es un licor a base de limón y además podemos encontrar deliciosos postres como el tiramisú, el Panna cotta, el cannoli y el panettone.

Italia tiene una oferta gastronómica muy amplia, tanto es así, que podemos encontrar helado, queso y una extensa carta de vinos para el deleite de propios y visitantes.

Turismo gastronómico por las ciudades italianas:

Italia es el destino perfecto para los amantes de la buena comida ya que brinda un festín de sabores, que harán del recorrido algo memorable. Todo el país tiene una variada oferta culinaria, pero existen ciudades que inevitablemente se deben destacar, veamos:

  • Génova le abre las puertas al turismo de sabores deleitando a sus visitantes con el pesto genovés, ideal para acompañar cualquier tipo de pasta.
  • Milán es una ciudad globalizada que fuera de moda y arte le aporta al turismo gastronómico pastas rellanas con calabaza, risotto con azafrán y las famosas chuletas a la milanesa, tan reconocidas en todas las culturas del mundo.
  • Venecia fuera de ser la ciudad romántica por excelencia, ofrece platos extraordinarios como la pasta con judías y el bacalao con polenta para deleite de sus visitantes.
  • Bolonia brinda en este tour gastronómico la auténtica salsa boloñesa para acompañar la pasta.
  • Florencia aborda a los amantes de la buena mesa con productos locales de calidad como embutidos, queso y los mejores vinos tinto de la región.
  • Bari brinda a sus comensales una pasta singular por su forma de orejas; de exquisito sabor; llamada orecchiette, que va acompañada con salsa de tomate y carne de caballo.
  • Calabria es una tierra de festines de sabores fuertes, ya que tiene un plato de guindilla picante llamado peperoncino que atrae a los comensales más aventureros. En esta ciudad también se puede encontrar un excelente aceite de oliva extra virgen y unos exquisitos macarrones con queso.
  • Nápoles es una de las ciudades más representativas de la gastronomía italiana ya que es un referente directo de la pizza margarita, cuyas versiones le han dado la vuelta al mundo. También se pueden encontrar deliciosos platos preparados con pescado, mariscos, hortalizas, frutos y cereales abundantes en la región.

La gastronomía italiana es un festín de sabores que refleja la diversidad cultural e historia de un país con tradición familiar, que evoca las costumbres, olores y aromas de antaño como atractivo que cautiva a los turistas del mundo.