Los Casinos de Latinoamerica

 En la mayoría de los países latinoamericanos, los casinos físicos son legales y la regulación es diferente en cada país. Los casinos físicos son regulados por cada uno de ellos, en cambio, los casinos online están regulados en algunos países solamente. Latinoamérica es vista por la industria de los casinos online, como un mercado potencialmente fértil en especial los casinos online en Peru, lo que se convierte en un reto que ya están comenzando a asumir las empresas de apuestas online.

Como en la mayoría de los países latinoamericanos los casinos online en Chile no son legales, pero, tampoco son ilegales, los operadores de estos mercados invaden de forma masiva y los países pierden los beneficios sociales y económicos que el juego puede aportar, dejando a sus ciudadanos abandonados a la suerte que los operadores quieran darles.

Es importante que los gobiernos establezcan leyes bien fundamentadas y creen instituciones que controlen a los operadores de la industria del juego. De esta forma se controlarían las malas prácticas y la fiscalización y control sobre los impuestos se llevaría a cabo de forma eficiente, al mismo tiempo que se ejercería un control más contundente para evitar la ludopatía.

En la actualidad, los países que no han reglamentado los juegos de azar, gastan miles de millones de euros al año en apuestas que no generan ningún rendimiento económico en materia de impuestos.

Ya son muchos los operadores que aceptan jugadores de la mayoría de países latinoamericanos, y ofrecen alta seguridad y complacen las exigencias de estos usuarios.

Los casinos online, ofrecen muchos beneficios a los países donde la actividad de las apuestas online ya está reglamentada. Lo que puede convertirse en una herramienta para contrarrestar la ilegalidad, una gran piedra en el zapato de los gobiernos en el centro y el sur de américa.

Perú, es uno de los países latinoamericanos interesado en legalizar las apuestas online. Durante la Cumbre Iberoamericana del Juego, donde se congregan entidades bancarias, desarrolladores de juegos, industriales y jugadores para darle a la industria del juego pautas para su buen funcionamiento y logar la colaboración de los países interesados en legalizar la actividad y consolidar las operaciones.

En Latinoamérica, los casinos crecen a un ritmo acelerado. Cada vez más los operadores se interesan en legalizar las operaciones y apuestan a la expansión del mercado, que con seguridad va a aportar muchos y grandes beneficios para todos: la sociedad, el gobierno y los empresarios de la industria.

La legalidad de las apuestas online, han pasado se ser un simple sueño a la solución de problemas concretos: legalidad, mecanismos de control y financiamiento.

En resumen, las apuestas en línea son vistas con muy buenos ojos ya que generan un impacto positivo en la economía de los países y aumenta el interés de los gobiernos y de los operadores para hacer inversiones en Latinoamérica.

En la medida en que se legalicen las apuestas online en América Latina, se mejoran otros aspectos importantes, entre ellos la promoción del juego responsable, además los beneficios que puede aportar a la sociedad, a las instituciones, a las empresas.

Los latinoamericanos han tenido una relación cercana con los juegos de azar online, lo que hará mucho más fácil y rentable su legalización y estandarización de buenas prácticas.